Visita a la Exposición del Fuerte de San Cristóbal

Estos días atrás, en el centro cultural Manuel Benito Moliner se ha podido contemplar la exposición Que aflore lo enterrado sobre el Fuerte de San Cristóbal (Pamplona) y las labores realizadas allí por la asociación de memoria Txinparta. El fuerte de San Cristóbal también llamado fortaleza de Alfonso XII es una notable fortificación levantada a finales del XIX y comienzos del siglo XX, – tras las guerras carlistas- con la intención de controlar y dominar desde la atalaya en donde se erige toda la comarca de Pamplona. Sin embargo, la introducción de la aviación en los conflictos bélicos convirtió el lugar en inservible desde el punto de vista defensivo, nada más finalizarse las obras. En los años 30, el fuerte se transforma en prisión militar y allí se confinará a los presos de la Revolución de octubre de 1934, sin embargo, será con la sublevación de 1936 y la posterior Guerra Civil cuando la fortaleza adquiera su trágico renombre al convertirse en un lugar de represión, vejaciones y en un símbolo más de la represión franquista y de su universo carcelario por la que terminaron pasando más de siete mil personas. Probablemente, la fallida fuga del fuerte de 1938 sea el episodio más conocido, si bien sólo tres, quizá cuatro lograron llegar a Francia de los más de trescientos que marcharon. Terminada la guerra, se transforma en sanatorio penitenciario y el número de muertos da lugar a que se habilite un espacio en las faldas del monte conocido como el Cementerio de las botellas, donde se entierra a los fallecidos con una botella entre las piernas en la que se introducía un papel con sus datos personales y la causa de la muerte; sin ningún otro tipo de señalización exterior. Aprovechando la presencia de Koldo Plá en la ciudad, destacado integrante de la asociación que lleva años estudiando y recuperando lo que allí pasó, y su ofrecimiento de explicar al alumnado la exposición, el departamento de Historia no ha dejado pasar la oportunidad de llevar al alumnado de 1º bachiller que cursa Historia del mundo contemporáneo y de segundo de bachiller al centro cultural. Tomando notas con el móvil para la elaboración de un informe posterior, todos ellos han estado muy atentos a las explicaciones acerca de la construcción del fuerte, la fuga, presos concretos como Andrés Rodríguez Calero, o Juan Pintado, los grafittis de las celdas, los continuos traslados que sufrieron algunos, las botellas y sus sinópticos mensajes, la ayuda de las mujeres, etc. etc. etc. En suma, una actividad que ha supuesto tanto un ejercicio de conocimiento de un funesto pasado todavía presente como de reflexión histórica.

FOTOS

You may also like...

Deja un comentario