Experiencias ERASMUS+ Leticia Sarasa- Grado Superior- Documentación y administración sanitarias (Malta, 2022)

Nuestra alumna Leticia Sarasa, del ciclo de Grado Superior Documentación y administración sanitarias nos cuenta sobre su experiencia en una cínica dental en Mosta (Malta), gracias a una beca Erasmus+ en el marco de un proyecto KA103 de nuestro instituto.

¿Cuáles son las mayores dificultades que has encontrado antes de la partida?
En mi caso, al no saber inglés, encontrar prácticas
¿Y una vez allí?
El idioma, porque los malteses te hablan en inglés mezclado con maltés, y el maltés es un idioma parecido al árabe.

A la hora de desplazarte, te cambian las rutas del bus, sin avisar, tú vas viendo en la aplicación que se desvía y con eso te quedas, porque da igual que se lo digas, no te hacen caso.

Hay que sacarse la tarjeta del bus, porque así pagas la mitad, de normal un billete vale 1,50 y con la tarjeta 0,75. En verano sube (como todo en esta isla). La tarjeta tarda en llegarte mínimo 15 días, así que recomiendo sacarla estando en España en Tallinja card- Malta Public Transport. Luego la puedes recargar por internet sin problemas.


¿Qué recomendaciones darías a los estudiantes sobre el alojamiento en Malta?
Que lo busquen cerca del lugar de prácticas, para no depender de autobús, porque es verdad, que toda la isla está comunicada por bus, pero no te puedes fiar de que el autobús llegue y menos que lo haga a su hora (esto último casi nunca pasa).

Para encontrarlo, si vas por libre, en páginas de Facebook: Españoles en Malta, Vivir en Malta, Todo sobre  Malta, en estas páginas te ayuda todo el mundo y siempre hay habitaciones disponibles y cualquier duda que tengas siempre hay alguien para ayudarte. Y en Merkatplace de Facebook, salen muchos anuncios de pisos y habitaciones.
¿Cómo valoras tu nivel de inglés después de la estancia?
Muy bien, yo llegué que ni hablaba ni entendía. Ahora entiendo cuando me hablan y hablar me cuesta mucho, pero lo hago. 
Resumen en unas frases la vida en Malta. ¿Qué te ha sorprendido, para bien y para mal?
La vida en Malta es muy distinta a España, aunque sea mediterráneo no tiene nada que ver. Hay mucha mezcla cultural, sobre todo árabe, así que hay muchas costumbres árabes, como la forma de gestionar las basuras, sacándola a la calle y pasan a buscarla (con el calor que hace en este país, imaginaos).
Tiene muchas cosas buenas: la oportunidad de trabajo, aquí no hay paro, tú vas a un supermercado donde buscan gente, empiezas al día siguiente, si les gustas te quedas y si no nada, es un proceso de selección muy rápido (como era España antes).
Siempre conoces gente, hay muchas páginas de quedadas, para ir a hacer caminatas, para cantar en el karaoke, para hacer excursiones en barco.
Es muy bonito, tiene rincones y ciudades increíbles. Parece mentira con lo pequeña que es la isla, la cantidad de sitios que hay para ver. La Valeta y las 3 ciudades son muy muy bonitas.
¿Recomiendas la experiencia a otros estudiantes?
Por supuesto, es una experiencia que hay que vivir.
 Yo estoy encantada de estar en Malta y me voy a quedar una larga temporada, porque tiene muchas cosas que ofrecer.

El proyecto 2020-1-ES01-KA103-079246seguim está cofinanciado por el programa Erasmus+ de la Unión Europea. El contenido de esta publicación es responsabilidad exclusiva del IES Sierra de Guara y ni la Comisión Europea, ni el Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE) son responsables del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

También te podría gustar...