Experiencias ERASMUS+ Iván Esteban- Grado Superior- Administración de sistemas informáticos en red (Malta 2021)

Nuestro alumno Iván Esteban, del ciclo de Grado Superior Administración de sistemas informáticos en red nos cuenta sobre su experiencia en una empresa en Mosta (Malta), gracias a una beca Erasmus+ dentro de un proyecto KA103 de nuestro instituto.

¿Qué puedes contarnos de los primeros días?

Para llegar al país maltés, tuve que coger un vuelo en la ciudad de Barcelona, me acompañó un familiar hasta allí. El vuelo duró aproximadamente dos horas y cuarto.

A la llegada al aeropuerto de Luqa estaban esperándonos a todos los estudiantes la empresa intermediaria Mamá Me Voy, que nos ayudó durante toda la estancia con nuestro domicilio, nuestra empresa de prácticas y demás preguntas sobre la isla. Desde Luqa cogimos un taxi que nos dejó en Msida, concretamente en la zona del Skate Park, lugar donde teníamos el domicilio donde nos alojaríamos durante los próximos tres meses con mis compañeros de piso, los cuales no conocía anteriormente y eran de Ciudad Real y de Pontevedra.

¿Cómo te movías en la isla y para ir al centro de prácticas?

Desde mi alojamiento a la empresa me desplazaba en transporte público, ya que mi empresa se encontraba en el Technopark de Mosta. Situado a hora y media desde mi domicilio andando. Tenía varias paradas justo debajo de mi casa y hasta cuatro buses distintos de las decenas de líneas disponibles en Malta me servían para llegar a la empresa en menos de media hora.

Para utilizar este transporte, necesité adquirir una tarjeta Tallinja personal que se debía comprar de manera online. Con esta tarjeta los viajes costaban la mitad de precio (0,75€ en vez de 1,50) y una vez llegado a 26€ gastados en la tarjeta, el resto de viajes mensuales se realizaban de forma gratuita. Hasta la llegada de esa tarjeta tuve que comprar otro tipo de tarjetas que costaban 15€ y podías realizar 12 viajes con ellas. También se destaca que el tiempo que se daba de transbordo era de dos horas, en ese tiempo puedes recorrer la isla sin ningún tipo de problema en transporte público.

¿Qué recomendaciones sobre turismo tienes para otros estudiantes?

Los lugares que me parecieron más interesantes para visitar son: Popeye Village, St. Peter’s Pool, Dingli Cliffs, la isla de Gozo y Comino, Valetta, Riviera Beach, y el mercado de Marsaxlokk. Además de los bares y discotecas que se encuentran en Paceville.

Pese a que parezca que el país entero es caótico por su circulación, hay que entender que no puede estar de igual manera estructurado como lo está España. Es un país extremadamente pequeño con una población de medio millón de habitantes. Apenas existen los pasos de peatones y se escuchan los claxon de los vehículos constantemente. Hasta que no se está en el país un par de semanas, uno no sabe moverse más de 500 metros alrededor sin perderse.
De manera contraria, los malteses son personas acostumbradas al turismo y por ello la gran mayoría de estos tienen mucha paciencia con las personas foráneas, no dudarán en ayudarte en tus preguntas e intentarán hablar contigo de la forma que sea aunque no se tenga un nivel de inglés decente.

¿Qué impresión te causó Malta en general?

El mayor aspecto positivo del país es que prácticamente todo el mundo habla inglés y no hay dificultades en poderse comunicar con cualquier persona. Por el contrario, se requiere bastante tiempo para acostumbrarse al país, ya que tienen una cultura europea y no mediterránea por su vertiente británica.

Alguna recomendación que quieras darles a los estudiantes interesados en hacer las prácticas en Malta.

Pese a que mi empresa se encontraba situada algo lejos de mi domicilio, la zona de Msida donde estaba alojado me parecía muy acertada para poder moverse en transporte público a cualquier punto de la isla. Por las paradas de Qroqq 1, 2, 3, y 4, que eran las que estaban situadas alrededor del Skate Park. Pasaban unas 15 líneas distintas de autobuses que te podían llevar a casi cualquier punto de la isla sin necesidad de hacer transbordo. La empresa intermediaria ha estado atenta y ayudando desde el primer día sin parar y cualquier tipo de problema por más pequeño que fuese ha intentado solucionarlo de raíz.

A mi parecer, la mejor zona para tener el domicilio si se viaja a Malta son las ciudades de Msida, Gzira y Sliema. Son lugares con muchos comercios, restaurantes, bares, paradas de bus muy transitadas y céntricas para realizar actividades o ir a la costa. Paceville se encuentra muy cerca de estas tres ciudades e incluso se puede ir andando. Antes de viajar al país es importante sacarse la tarjeta Tallinja de manera online, de esta manera nada más llegar al país poder coger el transporte público pagando la mínima cantidad posible. Es importante localizar los comercios más baratos cuanto antes, a mi parecer una buena opción es el Lidl o el Pama, este último se encuentra justo delante del Technopark de Mosta.

Hay un único hospital central público donde varios amigos y compañeros han pasado algunos días por diferentes lesiones o enfermedades, una vez que estás ingresado la atención es buena pero el tiempo en la sala de espera puede ser de varias horas. Si es posible es mejor no visitar el hospital Mater Dei en ningún momento.

El proyecto 2020-1-ES01-KA103-079246 está cofinanciado por el programa Erasmus+ de la Unión Europea. El contenido de esta publicación es responsabilidad exclusiva del IES Sierra de Guara y ni la Comisión Europea, ni el Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE) son responsables del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

También te podría gustar...